Redactora de elEconomista

Madrid es una de las ciudades más caras de España para comprar una vivienda. El precio de las casas nuevas y usadas alcanza los 3.528 euros/m2 en la capital del país, es decir, un 12,6% por debajo de los máximos de la burbuja inmobiliaria. Según la estadística Tinsa IMIE Mercados Locales del tercer trimestre del año, las viviendas son un 8,9% más caras que hace un año, mientras que la variación trimestral muestra una tendencia a la estabilización, con un incremento del 0,9%. Este encarecimiento se traslada a todos los distritos de la capital, donde, además, se cruza la línea roja del esfuerzo teórico recomendado para la compra de una vivienda, con una excepción.

Los españoles necesitan 7,5 años de salario íntegro para adquirir una vivienda. Así lo revela el Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario elaborado por Sociedad de Tasación. Este tiempo se ha incrementado dos décimas durante el tercer trimestre del año respecto al anterior, aunque dos décimas por debajo de lo registrado en el mismo periodo de 2021 (7,7 años).

Comprar una vivienda está entre las decisiones más importantes de la vida. Sin embargo, a la hora de dar ese paso muchos compradores y vendedores desconocen algunos términos imprescindibles dentro del mercado inmobiliario. Así, desde la red inmobiliaria Comprarcasa ofrecen algunos de los conceptos más usados en las operaciones de compraventa.

Comprar una vivienda de segunda mano en España cuesta, de media, 1.988 euros el metro cuadrado, tras un alza en agosto del 5,2% respecto al mismo mes de 2021, según los datos de Fotocasa. Esta subida interanual es el mayor incremento detectado en los últimos tres años, es decir, desde julio de 2019. Sin embargo, y aunque los últimos crecimientos traen el recuerdo de la burbuja, el precio todavía está lejos del boom inmobiliario. En concreto, la cifra actual está un 32,7% por debajo del nivel máximo alcanzado en abril de 2007, cuando el precio de la vivienda llegó a 2.952 euros el metro cuadrado.

La subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo para controlar la inflación, el alza del euríbor que encarece las cuotas de las hipotecas variables y la oferta del tipo fijo -la media provisional de septiembre supera la barrera del 2%-, los costes de construcción, la evolución del empleo... Este cóctel de factores marcarán la recta final del año en el mercado de la vivienda y, si nada cambia, su efecto se extenderá hacia 2023.

Alquileres por encima de los 2.500 euros al mes. Estas son las rentas medias que tienen que desembolsar los inquilinos en las cinco localidades más caras de España, con amplia oferta. Así lo refleja el ranking realizado por idealista con los 100 municipios más caros por precios de venta y rentas del alquiler siempre que cumplan con una amplia oferta de anuncios (unos 1.500 entre venta y alquiler) durante el trimestre analizado, donde se confirma que los precios más altos del país se concentran en localidades turísticas de la costa mediterránea y Baleares, mayoritariamente.

Zonas turísticas bañadas por el mar Mediterráneo y las islas Baleares concentran, en su mayoría, los 20 municipios con los precios medios más elevados para comprar una vivienda en España. Benahavís, Calvià y Marbella son las tres localidades más caras del país -con amplia oferta- y es que, de media, el precio se sitúa por encima del millón de euros. Así lo muestra el ranking realizado por idealista, que recoge los 100 municipios más caros por precios de venta y alquiler siempre que cumplan con una amplia oferta de anuncios (unos 1.500 entre venta y alquiler) durante el trimestre analizado.

El precio de la vivienda registró un incremento del 6,4% en 2021. A pesar de esta subida, el departamento de Análisis y Mercados de Bankinter sigue sin ver "señales de sobrecalentamiento" en los precios del mercado residencial, ya que están "bien soportados" con tasas de esfuerzo todavía por debajo de la media histórica y equilibrio entre oferta y demanda.